Restaurante Bon Aire, El Palmar (Valencia)

Cuando me dijeron si quería ir al restaurante Bon Aire de El Palmar no me lo pensé. La verdad es que tenía muchas ganas. El restaurante de Raúl Magraner y su esposa Rosa Roig tienen merecida fama por sus arroces. Nada más y nada menos que son los ganadores del Concurso Internacional de Paella de Sueca 2.018 y el I Certamen Internacional Alicante Ciudad del Arroz. Dos premios que dicen mucho del local y su cocina. Curriculum no les falta.


Restaurante Vernetta, el mercado de las flores. Valencia. Mayo 2.019

Conocía a Pablo Garcia Vernetta de su paso por Nou Gourmet, donde tras coincidir en algún evento y por el "boca a boca" lo visité para comer y probar su cocina. Me resultó interesante el menú que se ofrecía a medido día y antes de regresar ya había cambiado de restaurante. Descubrí que Pablo llevaba muchos años en el mundo de la cocina y ahora retorna junto con su prima Laura como socia al lugar donde partió todo. Del restaurante Berenice pasamos a Vernetta, el mercado de las flores, tras una larga e intensa travesía de casi 20 años


Restaurante Origen, Valencia. Menú ejecutivo mayo 2.019

Restaurante de reciente apertura, a los fogones se encuentra Paco Gamir al que ya conocía de anteriores locales formando parte del equipo de cocina. Ahora inicia su etapa como propietario, por lo tanto podemos tener una idea de su propuesta gastronómica más personal. Cuando unos amigos me dijeron de ir, no podía perder la oportunidad de conocer el proyecto y aprovechar para saludar a Paco de nuevo.


Vegetales con velo de queso

Me gusta intentar preparar en casa platos que me han sorprendido de alguno de los restaurantes que visitamos, con mis medios y limitaciones como cocinillas. Uno de ellos es el que os presento hoy. Transparencia de queso manchego con vegetales del ya desaparecido Restaurante Venere en Aldaia de Toni Aliaga, estupendo cocinero que mantuvo unos años abierto este local hasta que la crisis que padecimos le llevó al cierre como sucedió con otros locales.


Restaurante Saiti, Valencia. Marzo 2.019

Tocaba terminar las celebraciones de mi cumpleaños en casa de un amigo, gran cocinero y persona. Vicente Patiño Vergara con Luis Asensio nos ofrecieron un menú de gran nivel, a los que ya nos tienen acostumbrados, el cual disfrutamos desde el inicio hasta el final. 

El otro día un amigo me preguntaba si era el mejor menú que había probado en Saiti (ya son unas cuantas visitas). Es difícil contestar a eso, pues en cada ocasión encuentro platos que me entusiasman y con tantos pases es imposible que todo guste o sorprenda. Están en un momento de forma muy bueno? Sin duda. 

Gran repaso a sabores y texturas, con platos donde meter la cuchara gracias a los fondos que en alguno de ellos pasan a ser el verdadero protagonista por encima del teórico ingrediente principal.

Cómo nos dijeron al terminar servicio, ya están próximos a cambiar algunos platos con propuestas más de primavera/verano, pues la carta cambia casi con el periodo de las estaciones. Y con cada nueva propuesta, allá que vamos. En esta ocasión más tarde que en anteriores ocasiones, con lo que algunos de los platos ya estaban evolucionados y/o dejaran su lugar a otras nuevas creaciones.

Terminan de hacer una sutil reforma que aporta una visión distinta a la sala que ya conocíamos. Nueva zona de recepción en la entrada, cambio de algunos paneles de pared, y menor número de mesas (lo que gana en amplitud del comensal) son los cambios mas visibles.


Mesas con mantelería blanca, que te reciben desnudas excepto la figurita al centro de mesa que representa una panotxa de pino. 


Como siempre que vamos, llevo los deberes hechos de casa con los platos que nos apetece probar y al final terminamos disfrutando de esos más lo que Vicente considera que me he dejado por incluir. No es cuestión de llevarle la contraria al cocinero, verdad? En esta ocasión el menú fue el siguiente...

Los encurtidos de cortesía habituales del restaurante. Servicio de pan (de Jesús Machi) y aceite.




Snacks de bienvenida . Buñuelo de bacalao, taco de "sang amb ceba", airbag de lomo de ciervo en salazón. Recomiendan tomarlos en ese orden. 





Bombón de "esgarraet". 🔝 Un bocado de intenso placer gastronómico.


Tallarines de sardina de bota , tomate, hinojo, rábano. 🔝 Evolución de un plato probado en un anterior menú que no me terminó de convencer al no ser muy fan de las gelatinas frías saladas, pero la vuelta que le ha dado Vicente me ha hecho cambiar aquella apreciación.


Láminas de Vieira en salazón, tocino, tirabeques. Para disfrutar en cucharadas pequeñas y hacerlo durar más.


Ventresca de atún, tomate, aceite de sardina de bota. Plato que se inventaron en el momento, como después nos confesó Luis, al haber recibido una ventresca de bonito que nos quisieron hacer probar.


Chirivia, erizo, aguachile. Este plato me gustó mucho por su combinación de sabores y matices en boca.


Tuétano vegetal y marino con beurre blanc de crustáceos. Uno de los platos mas visuales de esta temporada. Calabacín vaciado y rellenado con plancton asemejando la forma del tuétano de vacuno y una crema de crustáceos que estaba brutal, tremenda. Pedí, medio en serio medio en broma, si nos podían traer una jarrita para repetir de ella.


Bonito en adobo, crema de almendras y tomate. Plato en creación y pruebas, nos comentó Vicente que si llega a carta posiblemente no se parecerá a esta versión. Así ya estaba muy sabroso.


Ostra, col, veloute de caza al fondillón. Aunque como más me gusta la ostra cruda es sin maquillar, lo encontré una propuesta interesante. Otra vez el fondo es de esos para repetir.


Arroz cremoso de galeras, blanquet, coliflor encurtida. 🔝 En la carta siempre encontramos un arroz de ingredientes más arriesgados a los habituales que solemos probar en Valencia. Nunca falta en mi selección de platos. Muy bueno.


Lubina de estero con acelgas al ajillo. Buen producto, buena cocción, buen acompañamiento.


Cap i pota (callos de ternera) con sepionet a la andaluza. Contundente final


Cítricos. Pasión, mandarina, ruibarbo, sésamo crujiente. 🔝Nos sorprendió este prepostre, muy fresco, limpia la boca y aligera después de la potencia del plato de carne.


Tocinillo sin huevo de calabaza, crema de sus pipas, helado de romero/tomillo. Me estoy relamiendo mientras escribo esto recordando este postre.


Café y petit fours.


Me habían hablado de este vino, y al ver que lo tenian en carta lo pedí. Nos gustó mucho. Tanuki Bob 2.015. Monovarietal de uva Mantó Negre elaborado por 4 kilos vinícola y Amadip Esment. Ví de la terra de Mallorca.


Como he comentado, gran nivel para un gran menú. Si podéis, os recomiendo visitarlo. Podéis dar un vistazo a su página web donde encontrareis más información.

Restaurante Saiti
Carrer de la Reina Na Germana, 46005 València, Valencia
Reservas: saiti.es, eltenedor.es, restaurantes.com
Teléfono: 960 05 41 24

Bar Jēra, Valencia

Nuevo proyecto de María José Martinez y Juanjo Soria en Valencia, con un planteamiento radicalmente distinto a Restaurante Lienzo. Mientras Lienzo es un restaurante gastronómico (actualmente Bib Gourmand por la Guía Michelín y con 1 sol Repsol), Jēra nace con espíritu de bar donde poder desde desayunar hasta cenar de manera informal. 

Las ganas de visitarlo eran grandes puesto que son mis amigos,  al tercer día de su apertura ya estaba allí. Ellos son murcianos, y en la oferta no podían faltar platos de su tierra. Comer una Marinera, una tapa de Chiquillo o tomar un Asiático es un poco más fácil ahora en Valencia.


Vinostrum Bodega, Valencia.

Un sábado de diciembre, callejeando por el Barrio del Carmen con mi mujer sin rumbo fijo, simplemente disfrutando de la soleada y agradable mañana que teníamos en Valencia. Llegamos a las puertas del Mercado de Mossen Sorell. Nada más entrar reconozco a Luis Palomar, al que conocía de coincidir en el puesto de mi amigo Rafael Viguer en el cercano Mercado Central. Sabía que estaba en el mundo de la hostelería, pero no exactamente en que o donde, por lo cual mi sorpresa cuando me dice que junto a su mujer Amparo Cambón y ahora también con su hija Lidia son los propietarios de este local que lleva más de 10 años abierto. Pensé que habíamos llegado al destino del día.

¿Que es Vinostrum? Una tienda de vinos con varios pluses añadidos como poder catarlos allí mismo  (ya sea por botellas o copas) acompañados de una propuesta gastronómica sencilla y sabrosa compuesta por salazones, encurtidos, conservas de calidad (lo digo porque conozco al proveedor) y algún platillo más elaborado. ¿Que mejor plan que tomar un vino?.


Restaurante Mesón La Ponderosa, Cuenca

Calificada por muchos como una de las mejores barras de nuestro país, no podíamos dejar de conocerla en nuestra visita a Cuenca. No hay mesas, solo dos barras y unos cuantos taburetes. Lógicamente no admiten reservas. Lo suyo es llegar y ver "si hay suerte" de encontrar un hueco. A cambio encontraremos dos líneas de tapeo, desde las especialidades típicas de la zona (oreja, zarajos, jamón del bueno, setas, etc.) hasta los manjares más apreciados (marisco, cocochas, etc.)

Los hermanos Rafael y Ángel Millán abrieron este local en al año 1973, tomando su nombre de la mítica serie televisiva Bonanza. Unas ruedas de carreta entre otros elementos de decoración nos lo recuerdan.


Mundua Taberna, Valencia. Enero 2.019

Al fin proyecto personal de Javi Linares, joven cocinero al que conozco desde hace un tiempo. Con estancias en los fogones de Gadhus (Rocafort y Valencia), Nomada, Mar de Avellanes, le había perdido la pista tras el cierre de este último. Ahora reaparece junto a Amparo (su pareja) en Mundua.

Mundua, mundo en eusquera. Según tengo entendido, Javi tiene una relación especial con la cocina de aquella tierra y eso se ha visto reflejado en el nombre del local. Diversidad de ingredientes y sabores que convergen en sus manos con los platos que ofrece a sus clientes.

Tal y como podemos leer en su carta... En nuestros fogones se produce un encuentro de distintos aromas, sabores y recetas. Cada plato es un viaje; puede que huela a India, sepa a Valencia o pique como México.


Champipizza. Pizza de champiñón Portobello

Una receta sencilla y resultona, donde sustituimos la base de pizza de masa de harina por un champiñón Portobello gigante. Esta receta se me ocurrió un día comprando en el supermercado mientras pasaba por la zona de frutas y verduras. Allí estaban en una bandeja y pensé hacerlos así como os explico hoy.