Canalla Bistro, Valencia. La cocina fusión de Ricard Camarena

Fecha de la visita: 16/08/2.014 sábado.

Hacia un año aproximadamente de nuestra anterior visita a este local, una de las opciones existentes en Valencia del chef Ricard Camarena. Después de nuestro paso por Street-Xo, tocaba volver al Canalla. Dos formas de entender la cocina llamada "de fusión". Ingredientes, sabores y cocciones procedentes de otras culturas gastronómicas (sobre todo thai y oriental)  mezclados con aspectos de nuestra cocina.



Situado en el barrio de Ruzafa, en la calle Maestro Serrano nº 5, pinchando aquí podéis leer nuestra anterior visita. Llegamos pronto, nada más abrir el servicio. Local completamente vacío que luego se llenó hasta la bandera. Decoración particular y original, con detalles novedosos y predominio del color negro. Prefiero los locales luminosos, pero es una apreciación particular. 



Vemos la pequeña barra entrando a la derecha, abierta hace poco tiempo. Nos acomodamos al final, con vistas a parte de la cocina. Me gustan las mesas donde se puede ver al equipo de cocina trabajar.

Aunque hay dos menús, el del día y el degustación, preferimos pedir a la carta. Todo al centro,  en algún plato nos adaptan la ración para que podamos probar mejor al ser tres personas.

Empezamos con un "histórico" de Ricard. El Pastiset de aguardiente, boniato y foie gras. Un bocado que me encanta, me comería una docena. Imitado en otros restaurantes, como este ninguno.


Continuamos con el Ceviche de bonito, champiñones y cítricos. Brutal, el pescado "cocido" por la lima en su punto. Fantástico.


Empanadilla al vapor de langostino al ajillo.  Dumplings rellenos de lo que indica el nombre del plato.



Bocatas de pan al vapor de cerdo-Pekin y de rabo de toro con shiso verde. Viva la fusión !!!


Cortezas de patatas bravas con salsa de chile, jengibre y parmesano. Versión oriental de las patatas bravas. Cortadas en láminas, hervidas y después en tempura.


Gofre de patata con steak tartare y mayonesa de anchoa. Patata machacada con la forma tipica de este dulce de origen belga, con una cucharada de steak tartar de carne por encima, rematada con la mayonesa. Para repetir.


Dejamos sitio para los postres, pues había algunos que quería probar.


Corte helado de Ferrero Rocher. Goloso.


Melocotón helado. Relleno de crema helada de esta fruta, la simulación de la piel es fantástica. Sensacional.


Para beber, agua y un rosado de aguja bien fresquito del Penedes. Gramona Moustillant Rosat  Brut 2.013. elaborado con variedades Syrah y Merlot. Fresco, ligero, frutal, con 11ª de alcohol, nos acompañó bien durante la comida.




Salimos contentos, y con ganas de volver a probar mas adelante otros platos. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario