Kokotxas con almejas en salsa verde.

Después de dos intentos no satisfactorios del todo con este plato, sobre todo a la hora de ligar la salsa,vuelvo a ver unas preciosas kokotxas frescas de merluza. A la tercera va la vencida, dice el refrán...



Busco recetas por la red, y me gusta una de Bruno Oteiza  para la web hogarutil.com . Junto a la explicación escrita, contiene un video con el paso a paso. Yo la he seguido y han salido muy buenas.

Ingredientes para 3 personas que he utilizado:


- 300 gr. de kokotxas.
- 18 almejas.
- 2 dientes de ajos.
- 2 guindillas/cayena secas pequeñas (si no te gusta el sentidito picante, una o ninguna).
- ½ vasito de vino blanco (60 ml. aprox.)
- Aceite de oliva 0,4 (importante que sea de buena calidad).
- Sal.
- Perejil.



Elaboración:

 Limpiamos las kokotxas quitandoles las puntas y pieles sobrantes. Las almejas las habremos mantenido en agua con sal hasta el momento de preparar el plato.


Ponemos las almejas limpias en una cazuela pequeña con un chorito de aceite. Tapamos y las cocinamos hasta que se abran y suelten su agua. Colamos este caldo y reservamos cada cosa por separado.



Picamos el perejil y laminamos el ajo.


Colocamos en el fuego una cazuela ancha y poco alta con aceite tapando toda la superficie, e introducimos el ajo y la guindilla. Aquí es donde tenemos que tener cuenta que el aceite sea de buena calidad. Cuando veamos que el ajo empieza a saltar (controlar que no se tueste demasiado) sazonamos ligeramente las kokotxas, por la parte de la carne, y las añadimos. Yo las he puesto con la piel arriba, siguiendo la forma de prepararlas en el video.


Ahora viene la parte importante, la del “meneito” para ligar la salsa. Con movimientos circulares tenemos que conseguir que el aceite espese se forme esta fantástica salsa. De nuevo os remito al video donde se puede ver muy bien.

Meneamos un poco la cazuela y añadimos un poco del vino blanco. Removemos otro poco, buscando que siga ligando. Vertemos un poco del caldo de las almejas y continuamos con el movimiento. Yo el calor de la placa de inducción lo he mantenido a potencia media.

Añadimos el perejil picado, y seguimos meneando. Al final agregaremos las almejas y dejamos un par de minutos máximo a fuego fuerte. La kokotxa es una carne muy delicada y no requiere de mucha cocción.



En la siguiente foto podemos ver como queda la salsa una vez ligada.


Solo queda emplatar o llevar directamente a la mesa la cazuela, cosa que hemos hecho nosotros. Acompañadas de un buen Riesling alemán...




Buen provecho !!!

1 comentario:

  1. Nunca las he comido pero tienen que estar muy ricas! me encanta tu blog, pasate por el mío que tienes un regalito! :)

    ResponderEliminar