Ensalada de mozzarella.

Muy sencilla y resultona. Válida para la "operación bikini" tras los excesos de las fiestas navideñas o como inicio de un menú si tenemos invitados. Si nos lo curramos un poco, es un plato que podemos hacer que sea bonito de presentar en la mesa. No solo se disfruta gastronómicamente tomando alimento por la boca para apreciar su sabor, la vista es un sentido igual de importante al menos para mí.


Realmente no hay una lista de ingredientes base, ya que se puede realizar con infinitas combinaciones. Lo que me gusta de esta ensalada es la idea de la mozzarella.

Vaciar la mozzarella por la parte superior, y rellenar con lo que nos guste: tomate seco, sardina ahumada, brotes, tomatitos cherry, rábano, alcachofa confitada, alcaparras, cebolla encurtidas, etc. Terminamos con un buen aceite y ya tenemos el plato preparado. En las fotos podemos ver dos emplatados, el segundo de ellos con todos los elementos colocados por separado


Buen provecho !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario