Ensalada César.

Todo un clásico, muy sencillo e ideal para el verano cuando lo que preferimos es comer platos frescos y ligeros. Además si preparamos también la salsa en casa en lugar de comprarla industrial le añadimos un "plus" de sabor.

El origen de esta ensalada lo encontramos en Tijuana (México) en la primera mitad del siglo XX, y lleva el nombre de su creador el cocinero César Cardini. Su receta traspasó fronteras hasta ser un plato conocido mundialmente en la actualidad. En la versión original no llevaba pollo, aunque ahora es ingrediente habitual. Como vemos, no tiene nada que ver con el emperador Julio Cesar...


Ingredientes:

- Pechuga de pollo.
- Huevo y pan rallado para rebozar el pollo.
- Picatostes (pequeños trozos de pan).
- Lechuga romana en la receta original. Me gustan más los Cogollos de lechuga.
- Piñones.
- Queso parmesano.
- Anchoas (opcional).

Para la salsa:

- 30/40 gr. de queso parmesano.
- 4 anchoas en aceite, eliminando este.
- 1 diente de ajo.
- una pizca de pimienta: negra, sichuan, blanca...
- Pizca de sal.
- 1 cucharada sopera zumo de limón.
- 200 ml. de aceite de girasol.
- 100 ml de leche.

No vamos a emplear huevo, para no tener preocupaciones con su conservación.

Elaboración:


Empanamos las pechugas de pollo pasándolas por huevo batido y pan rallado. hacemos este proceso dos veces para tener una mayor cobertura. Freímos en aceite hasta que adquiera color el rebozado. Dejamos enfriar un poco y troceamos.


Limpiamos  y troceamos los cogollos. Los mantengo en agua fría unos 30 minutos para que ganen tersura y utilizo después una centrifugadora para eliminar toda el agua posible.


Para la salsa, empezar vertiendo la leche y el aceite en el vaso de la batidora. Llevamos hasta el fondo el brazo y le damos a velocidad máxima sin mover hasta que empiece a emulsionar. En este momento, le podemos dar movimientos suaves arriba/abajo hasta que emulsione por completo. 

Agregamos entonces el resto de ingredientes y seguimos batiendo. Si observamos que resulta muy espesa, le podemos añadir un poco más de leche y batir de nuevo.




Tostamos unos piñones buscando el toque crujiente.

Para emplatar, situamos en el plato los cogollos y añadimos el pollo, los piñones, y los picatostes. En este caso añadí una anchoa por ración. 


Terminamos con la salsa  y unas láminas de parmesano por encima. y si tenemos algún brote, pues lo añadimos también.


Buen provecho !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario