Canutillos rellenos de crema de atún con mini mozzarellas y tomates cherry marinados.

Tarde de cocina, en esta ocasión tomando como base una receta del cocinero cordobés Kisko García (* Michelin) de su programa para Canal Cocina “Recetas por 5 €”.



He realizado algunas pruebas y cambiado ingredientes con respecto a la receta original, adaptada a lo que tenía en casa. Por ejemplo Kisko utiliza para hacer los rollos pasta brick y yo he utilizado pasta filo y wonton.

Ingredientes para tres raciones:

- Hojas de pasta filo o wonton.
- 1 lata pequeña de atún (55 gr. neto)
- 75 gr. de queso crema tipo Philadelphia.
- 1 chalota o cebolla tierna pequeña .
- 2/3 pepinillos.
- 1 gr. de Gelespessa (Xantana). Opcional, nos servirá para espesar la crema de atún.
- 9 tomates cherry.
- Aceite y soja para macerar los tomates.



Elaboración:

Esta receta requiere de varios pasos que convergerán en el momento de prepara para servir en la mesa el plato. Empezamos, por ejemplo, por preparar los rulos que rellenaremos después con la crema de atún.

Precalentamos el horno a 180º. Forramos unos pequeños moldes circulares con papel de hornear que pintaremos con mantequilla.


Enrollamos una tira de pasta mientras vamos pintando con mantequilla para que se peguen las diferentes capas. La pasta filo es mucho más endeble que la pasta wontón, hay que darle como mínimo 3 o 4 vueltas para que quede un grosor que podamos manejar con una cierta soltura y no se nos rompa al desmoldar. La pasta wonton con una vuelta es suficiente.


Horneamos los rollitos durante unos 6/7 minutos o hasta que veamos que tienen un color tostado. Retiramos, dejamos enfriar y sacamos el molde interior con cuidado de no romperlos.



Para la crema de atún, lo primera es eliminar todo el aceite del atún. Un método sencillo es colocarlo sobre un color para que caiga todo el aceite. Ponemos en el vaso de la picadora la chalota y los pepinillos (ambos troceados para ayudar a picar fino), el atún y el queso crema. Le damos marcha hasta que tengamos todo bien picado. Agregamos la Gelespessa y picamos de nuevo para que se mezcle bien. Tiene que quedar con textura espesa, pues si está líquida se nos saldrá por debajo de los rulos a la hora de montar el plato y esto queda feo. Para esto yo me he ayudado de la Gelespessa, un producto espesante apto en preparaciones frías como calientes, que podemos comprar en tiendas especializadas y en el supermercado de El Corte Inglés.  Reservamos en el frigorífico.






Ahora vamos a escaldar los tomatitos. Hacemos un pequeño corte en cruz en la parte de bajo y los escaldamos colocándolos unos 30 segundos en agua hirviendo. Retiramos y dejamos inmediatamente en un cuenco con agua fría y cubitos de hielo para cortar la cocción. Ahora ya los podemos pelar fácilmente. A continuación, los maceramos durante un rato en una mezcla de aceite y salsa de soja. También podemos añadir un poco de azúcar para intentar rebajar su acidez.



Las mini mozzarellas son compradas de Mercadona, y sirven muy bien como acompañamiento y presentación de ensaladas.


Una vez tenemos los rulos, la crema y los tomates, ya está casi todo preparado.  Comenzamos el montaje final para llevar a la mesa. En el plato colocamos los rulitos y los rellenamos de la crema de atún con la ayuda de una manga pastelera. Añadimos los tomates macerados y la mozzarella. Decoramos por ejemplo con un par de hojas verdes, unos germinados y unas huevas de pescado.


Buen provecho !!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario