Regreso a Casa Carmina. El Saler, Valencia

Tras la fenomenal primera visita a este restaurante del Saler propiedad de las hermanas Batlle, volvemos pues tenía pendiente de probar su arroz "amb fesols i naps" (alubias y nabos) recomendado por quienes lo han probado. Uno de los platos tradicionales de la gastronomía valenciana.


Llegamos al restaurante. Local casi lleno un día de mediados de semana, lo cual me gusta. Carmen, que se encarga de la sala, nos indica nuestra mesa que es la misma de la anterior ocasión. Todo un detalle.

Decidimos, en concordancia con ellas, que tomaremos unos entrantes al centro y terminaremos con arroz. Como a las chicas no les hace mucho las alubias, tomarán el marinero de rape con setas.

Lo que nos preparó María José fue lo siguiente...

De aperitivo, unas papas fritas con pimentón y salpicón de pulpo.


El servicio de pan,


Ensalada de codorniz en escabeche suave con vinagreta de naranja. 


Cocas de sardina. La base me recordó al sabor de la coca de mollitas alicantina. Tomate, cebolla y lomos de sardina bien limpios de espinas.


Croquetas de puchero, con un toque de canela. Muy sabrosas.


Anguila frita con pasas y piñones. Me encantó la anterior ocasión, y ahora lo mismo. Esas texturas crujiente por fuera, blanda por dentro, y crujiente en el centro por las espinas, que también te puedes comer.


Cocochas con alcachofas. Fuera de carta, impresionante guiso. Producto de 10 para un plato de esos que recuerdas largo tiempo. Salsa trabada, sabor intenso, muy logrado punto de cocción de la cococha, etc.


Un sorbete de piña para limpiar y preparar papilas para los arroces.


Las dos cazuelas...


"Arros amb fesols i naps". Es una arroz caldoso, típico de los meses invernales debido a que es muy calórico puesto que para su elaboración se utilizan productos cárnicos grasientos (manitas, morcilla, tocino, oreja, etc.) además de las alubias y el arroz. De todas maneras, como lo preparan en Casa Carmina es bastante ligero dentro de la contundencia de este plato. 

A la pregunta que os podéis estar haciendo de si estaba bueno, la respuesta es que me comí tres platos. Creo que ya está todo dicho.



El otro arroz, caldoso de rape con setas. Solo lo probé, pues con el anterior ya tenia bastante trabajo. A las chicas les gustó mucho.



Ante lo anterior, decidimos no tomar postre. Imposible comer mas. Aun así, con el café un poco de turrón pues todavía no habían terminado las fiestas navideñas.


Un local, que por supuesto recomiendo visitar.

C/ Embarcadero, 4.
El Saler, Valencia.