menu

Galletas de morcilla de cebolla rellenas de longaniza con habas. Snack de bocadillo de embutido.

Vamos con una nueva receta. Partiendo de unas galletas de morcilla que vi en internet, he probado con este relleno para preparar este sencillo y sabroso aperitivo.


La receta de la masa es del blog "Con un par de guindillas", a la cual podemos acceder pinchando encima de su nombre.

Ingredientes para 18 (9*2) galletas aproximadamente (depende del tamaño).

- 175 gr. de morcilla de cebolla.
- 125 gr. de harina de trigo.
- 50 gr. de mantequilla en pomada.
- Una pizca de sal.
- Semillas de sésamo.
- 2 longanizas
- Un puñado de habas baby. 
- 1 cucharada de queso crema de sabor lo mas suave y neutro posible.


Elaboración:

Quitamos la piel y desmigamos la morcilla. Colocamos en el robot de cocina todos los ingredientes para las galletas excepto el sésamo. Le damos marcha hasta obtener una masa fina y homogénea.


Comprobamos punto de sal, si vemos que falta le añadimos y turbinamos un poco más para que se integre.


Colocamos la masa entre dos papeles de horno, y con la ayuda de un rodillo formamos una capa fina de unos 2 mm. aproximadamente. Queda una masa bastante ligera. Mi amigo Pedro Carrasco me ha comentado dejarla reposar un par de horas antes de trabajarla con el rodillo o incluso añadir un poco de levadura de panadería. Lo probaré en futuras ocasiones.


Con la ayuda de un aro de emplatar, cortamos la masa en círculos. Espolvoreamos las semillas se sésamo y llevamos al horno (precalentado a 180'º) entre 18 y 20 minutos.


También se pueden cortar en cuadrados con la ayuda de un cortapizzas.


Las dejamos enfrían sobre una rejilla para que tengan el máximo de aire por las dos caras. Refinamos los bordes con unas tijeras, por ejemplo. Con el sobrante podemos triturarlo y utilizarlo en algún plato como "tierra".




Desmigamos la longaniza, que freiremos junto con las habitas con unas gotas de aceite.


 

Si no tenemos habas frescas, podemos utilizar en conserva.


Una vez frita la longaniza, retiramos sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.


Mezclamos con un poco de crema de queso, que hace las funciones de argamasa. Yo he utilizado Philadelphia Light.



Solo resta formar el snack, con un poco de relleno entre dos galletas. Están muy sabrosas.



Buen provecho !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario