Cervecería Malabar, Valencia.

Lunes 15 de Agosto, caluroso festivo en Valencia. Decidimos salir a dar una vuelta y tomar algo. Recuerdo la reciente apertura de los dos locales de la familia Andrés en el edificio "Veles e Vents" y para allá que nos encaminamos.

Situado en la Marina Real Juan Carlos I, junto a la playa de la Malvarrosa. Esta construcción es uno de los emblemas de la Copa América que se celebró en en esta ciudad. Tras una época de infra utilización en el que se estaba degradando pasa a ser arrendado por esta conocida familia que lleva muchos años en hostelería, comandada por Doña Loles Salvador (toda una institución en la cocina valenciana), junto con Heineken España. Tengo la suerte de conocer personalmente a dos de ellos: Javier (premio nacional de hostelería 2.013 en la categoría de jefe de sala) y Jorge (cocinero en Restaurante Vertical)

En un futuro muy próximo se situará en su segunda planta la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo y el nuevo emplazamiento del restaurante La Sucursal, anteriormente en el Ivam y poseedor de una estrella Michelín. 

Actualmente encontramos en la planta baja "La Marítima", espacio de cocina mediterránea y de mercado, con oferta principalmente de pescados y arroces. En la primera planta se sitúa la "Cervecería Malabar", con su terraza "chill out" y oferta más informal que el anterior. Como el plan pensado era tomar una cerveza y picar algo, optamos por Malabar.


En la carta encontramos una docena de entradas para picotear, junto a un par de ensaladas y dos  hamburguesas. Todo esto regado con una amplia selección de las cervezas del grupo Heineken.


Para beber, una Amstel Oro (tostada) y una Afliggem Blonde (cerveza Belga de doble fermentación )


Con unas "papas" de textura gruesa (patatas fritas).


Al centro una ración de pulpo a la brasa con cremoso de patata y dados de yuca frita, combinación pulpo con patata que no falla.


Los dos pedimos la misma hamburguesa de vaca de los montes de Toledo, cebolla caramelizada, rúcula, tomate seco y cremoso de parmesano. Acompañada de patatas "luxe" con salsa chipotle. Sabrosa la burguer, estupendas las patatas con su doble preparación. Crujientes por fuera y blandas por dentro.



Como ya estábamos sin hambre, no tomamos postre. Un par de cafés redondearon la cena.

A la próxima, tocará probar La Marítima...

No hay comentarios:

Publicar un comentario