Restaurante Malkebien, Valencia. Marzo 2.016

Hace once años, Alfonso Gallego y Elena, su mujer, decidieron abrir este restaurante en el barrio de Torrefiel en Valencia. Tras este tiempo, su local es todo un referente en el barrio. 


Tenia ganas de visitar el origen de Gadhus, su otro local, actualmente en la Galeria Jorge Juan de Valencia junto al Mercado de Colón. Las ganas. además, aumentaban al saber que Alfonso se había atrevido a pasar hace mas o menos un año de la sala a la cocina de Malke donde actualmente lo podemos encontrar los fines de semana a los mandos de los fogones mientras Elena dirige la sala.



El espíritu Gadhus se aprecia visualmente en alguno de los platos que disfrutamos pero eso no es ninguna crítica. Teniendo dos grandes cocineros como Richi Goachet y Javi Linares es hasta cierto punto lógico y normal que se produzcan sinergias entre los dos locales. Donde se diferencian es en el uso de ingredientes. Mientras Richi y Javi apuestan más por ingredientes de cocina de fusión, Alfonso hace uso de elementos más cercanos a nuestras cocinas.

Trabajan con varios menús, con variado rango de precios. En esta ocasión, nos dejamos en manos del cocinero, y estos platos fueron los que Alfonso nos preparó...

Brandada de sardina a la brasa con emulsión de ensalada valenciana. Buen inicio de menú. Nos gustó.


Cucurucho con crema de pulpo y su carpaccio con tapenade de aceituna gordal y alga dolce. Pasta wonton para una suave combinación.


Titaina de Tonyina con crema de calabaza y canela. Un recipiente de pasta filo para contener la mezcla de atún y verduras.


Arroz de rape y alcachofa. Sabroso. Por ponerle un pero a mi me gusta más "al dente", pero son apreciaciones personales.


Bacalao con pil-pil de pericana y cachimorro de Sinarcas. En los locales de Alfonso y Elena el bacalao nunca puede faltar. Como siempre, genero de gran calidad y estupendamente cocinado. El cachimorro  es una pasta de patata asada o cocida, adobada con sal, aceite crudo y ajo picado.


Solomillo de pato confitado con enebro y aromáticas. Crema de higos y moscatel de Primitivo Quiles. 


Luego de todo lo anterior, faltaban los postres. Probamos tres de las propuestas que más gustan a sus clientes.

Profiterol de dulce de leche. Goloso, aunque no empalagoso.


Carpaccio de piña. Cortada en láminas muy delgadas. Refrescante.


Fresas confitadas con crema de mascarpone. Una estupenda propuesta.


Café.


Para beber, como siempre que visitamos Gadhus, tocaba beber vino portugués. Alfonso es un apasionado del vino y gran conocedor de los vinos del país vecino, esos grandes desconocidos para muchos españoles. Portugal es una tierra donde no solamente se producen los afamados Oportos. Existen muchas más zonas donde se pueden encontrar excelentes referencias.

Luis Pato Vinhas Velhas Branco 2.014. Vino de la zona de Bieras, coupage de tres variedades: Bical, Cerceal y Sercialhino, con fermentación en cubas de acero inoxidable durante 4 meses aproximadamente. Estupendo.


Para los postres, algo más cercano: Moscatel de Primitivo Quiles, de Monovar (Alicante). Monovarietal Moscatel de Alejandría cultivado en la Costa Blanca.


Una agradable experiencia gastronómica, y un local donde seguro que volveremos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario