Solomillo de cerdo con compota de manzana, salsa de mostaza en grano y soja. Receta comentada en el programa "Todo Irá Bien" el 15/02/2.016

Esta es una receta que llevo haciendo en casa de manera habitual desde hace unos años. De las primeras que preparé cuando me entró "el gusanillo" de cocinar, aunque lógicamente con el tiempo ha evolucionado hasta llegar a esta versión.


Ingredientes para 4 personas:

- 1 o 2 solomillos de cerdo, dependiendo del tamaño.
- Setas, en este caso deshidratadas al finalizar la temporada.
- 2 manzanas. De las variedades Reineta, Golden, Granny Smith, dependiendo de como nos guste ( por ejemplo más o menos ácida).

Para la salsa:
- 100 ml. nata para cocinar.
- 1 nuez de mantequilla.
- 2 cucharadas de salsa de soja.  Aquí prefiero una baja en sal.
- 1 cucharada de mostaza en grano. Ampliar a 2 si nos gusta más potente la salsa.
- 1/2 cucharada café de aceite de sésamo si tenemos.

Elaboración:

Preparamos la compota. Empezamos asando las manzanas. Hay varias formas, ya sea al horno tradicional o al microondas. En horno tradicional las tendremos durante 15/20 minutos a unos 180º . Yo las preparé al microondas con este accesorio de silicona que tengo y en 3 minutos ya están preparadas.




Como no me gusta muy dulce, no le añado azúcar. Trituro los trozos en la batidora y reservo en la nevera una vez se ha enfriado un poco a temperatura ambiente.



En un cuenco con agua caliente colocamos las setas y las dejamos un par de horas para que vuelvan a hidratarse.


Las confitamos en aceite de girasol. Calentamos el aceite, probamos con una seta y cuando empieza a hervir retiramos del fuego, esperamos unos segundo y añadimos las setas que por la calor residual del aceite se confitarán. Retiramos pasados unos minutos y dejamos sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite.



Preparamos la salsa. En un cazo a fuego bajo añadimos la nuez de mantequilla. Cuando se funda, agregamos el resto de ingredientes y removemos bien para que se mezcle todo. Mantenemos el fuego en una escala de 0 a 9 entre el 2 y el 3. De vez en cuanto volvemos a remover.





Limpiamos bien el solomillo, eliminando toda la grasa posible. Cortamos en porciones de unos 2 centímetros aproximadamente. Mantenemos en el fuego una sartén bien caliente, agregamos unas gotas de aceite y marcamos bien la carne por todas sus caras para que no nos quede cruda.




Para emplatar, colocamos un poco de compota en la base.


Sobre ella, un par de trozos del solomillo.


Rematamos con la salsa y las setas por encima, intentando nos quede vistoso.



Buen provecho !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario