Tortitas de zanahoria y calabacín.

Navegando por internet, encontré algunas versiones de estas tortitas vegetarianas. Todas eran muy parecidas a la que os quiero contar a continuación.

Estupendas para picotear en una cena informal, son muy sencillas de preparar y se preparan en un plis plas.


Ingredientes:

Las proporciones varían a nuestro gusto, si nos gusta más con una verdura que con otra. 

- 1 calabacín mediano/grande.
- 1 zanahoria grande.
- 2 huevos.
- 2 o 3 cucharadas soperas de harina.
- 1 cucharada de Levadura Royal.
- Sal.
- Aceite de girasol para freír.

Elaboración:

Rallamos el calabacín, y dejamos unos minutos en un colador para que escurran toda el agua que tiene. Después apretaremos con la ayuda de una cuchara por ejemplo. El propósito es que suelten la mayor cantidad de líquido.


Rallamos la zanahoria. Mezclamos con el calabacín y lo traspasamos todo a un cuenco donde tendremos dos huevos batidos.



Mezclamos bien. Añadimos la harina y la levadura. Tiene que quedar una mezcla ni muy líquida ni muy densa. Un término medio para que no se nos desmonten al freír. Reservamos durante un rato en el frigorífico.




Formamos bolas de masa con la ayuda de dos cucharas y freímos en abundante aceite bien caliente. Cuando se doren, retiramos y dejamos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite sobrante.


Para presentar en la mesa, utilicé un cuenco de Porvasal, empresa valenciana especialista en vajillas de quienes tengo algunas piezas en casa, al que coloqué una hoja de papel de horno en su interior.



Se pueden acompañar de salsas, por ejemplo de tomate un punto picante o de yogur.

Buen provecho !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario