Bodegas Los Barbas, Ayora. Verano 2.015

Fecha de la visita: 13/06/2.015 sábado.

Después de mi anterior visita, que tan buenas sensaciones me causó, regreso de nuevo a este restaurante situado en Ayora para conocer algún plato que me faltó probar y repetir algún otro que me encantó. Además, es un placer charlar un rato con su joven cocinero y propietario Pablo Ministro. 


El local lo encontramos en la C/ Segura, nº 1, que desemboca en la Plaza Mayor de Ayora, ocupando el sótano (la bodega) de la casa. Esta foto la tomé un rato después de cerrar el servicio de mediodía, por eso está cerrado.



Al entrar por la puerta, encontramos la cocina en la planta baja y a la izquierda una escalera que baja hacia los dos pequeños comedores.





Lo que degustamos en esta ocasión fue lo siguiente:

Aperitivo de bienvenida. Atún, alga wakame, salsa ponzu, sésamo al wasabi.



Continuamos con Patatas Bravas Ahumadas. Sabrosas, crujientes por fuera, blandas por dentro, con la salsa picante en el centro.



"Quisquillosa". Fritura de camarón con ajo negro.


Ceviche de corvina con Olluco, planta herbácea originaria de la región andina, nativa del Altiplano del que se utilizan las hojas y el tubérculo antes mencionado. En este plato sustituye al Choclo o maíz, también típico de aquella zona y muy empleado en el ceviche. Buen punto de cítrico y acidez de la leche de tigre.


Canelón de pollo de corral con velouté de manzanilla. Muy sabroso. Realizado con papel de arroz, napado por la crema y semillas de amapola.



Cremoso de tupinambo con patas de rejo ahumadas con humo de haya. Suave, con el aroma del humo abrazando sutilmente la mesa. 



Ole mis huevos !!! Huevo de corral cocido a baja temperatura con trufa fresca, puré de patata parmentier, jugo de boletus y rabo de cerdo. Cuando llega a la mesa, se ralla  la trufa y se añade el caldo. Un plato lleno de sabores que conjuntados hacen que esté muy rico.



Callos marinos con plancton, yemas de pino. Yo lo conocía de la anterior ocasión, y no podía dejar de volverlo a probar. Me encantó entonces y ahora.  Platazo.


Directamente pasé al café y un par de orujos para terminar la fiesta. Aunque nunca tomo alcohol cuando salgo de Valencia en esta ocasión fue distinto, por lo que veréis al final del post.



Para beber, un vino que me gustó por su buena RCP. Laya 2.013 D.O.P Almansa producido por Bodegas Atalaya. Estas bodegas forman parte del grupo Juan Gil Bodegas familiares, con viñedos en varias zonas de España. Tinto joven, 70% Garnacha Tintorera y 30% Monastrell con 4 meses de crianza en barricas de roble francés Un vino que podemos encontrar en tiendas con un precio alrededor de 6 €. Al descorchar estaba un poco cerrado, pero pasados unos minutos empezó a abrirse con una nariz y boca interesantes.


Esta vez pude tomar vino, pues otra de las facetas de Pablo es ser músico en una banda de rock llamada MIL, y justamente esa tarde ofrecían un concierto en Ayora, En las siguientes fotos lo podemos ver tocando el bajo.





Hasta una próxima ocasión !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario