Restaurante Gadhus. 6º encuentro "Atrapaos" por la buena mesa.

Fecha de la visita: 13/02/2.015 viernes.

Nueva reunión de los “Atrapaos”¿Quién somos ? La respuesta es muy sencilla. Ocho amigos a los que nos gusta compartir vivencias mientras disfrutamos, según algunos, del placer más a la mano del hombre: la gastronomía.

Después de reunirnos en el restaurante del Hotel La MozairaRestaurante Ciro , La EmbajadaQ de Barella, y Boix Quatre, ahora le ha tocado el turno al Restaurante Gadhus de Rocafort, ciudad a pocos kilómetros de Valencia y 15 minutos en metro desde el centro de la capital.


Local situado en la C/ Francisco Carbonell nº 33, su telefono de reservas es 961 31 11 90. Su propietario es Alfonso Gallego, propietario a su vez del Restaurante Malkebien en el barrio de Torrefiel en Valencia. Gadhus abre hace poco más de un año buscando subir "un peldaño" a nivel gastronómico, con la intención de ofrecer una cocina más elaborada que su hermano mayor. 

Actualmente podemos encontrar al mando de los fogones al joven cocinero de ascendencia peruana Ricardo Goachet, formado en el Basque Culinary Center y grandes cocinas del País Vasco como Martín Berasategui o Arzak.


En esta ocasión hemos roto una de las normas básicas de nuestras "atrapacomidas", la cual indica que cada uno de nosotros tenemos que asistir con una botella de vino bajo el brazo para intentar maridar con alguno de los platos de los menús propuestos. El saber de Alfonso sobre los vinos de Portugal (su familia es del país vecino), grandes desconocidos aquí, y su presencia en la carta de vinos del local nos llevaba a tomar esta determinación.

Nos descubrió vinos de varias denominaciones de origen para que pudiéramos descubrir la amplia riqueza vitivinícola lusa. Pienso que estábamos en lo cierto y no fallamos en la decisión. Durante el menú Alfonso nos presentó cada uno de los vinos mientras que Ricardo nos indicaba el nombre de cada plato.  Agradecer su esfuerzo.


Alfonso y Ricardo (Richi para los amigos) nos prepararon un estupendo menú, de esos que recuerdas durante mucho tiempo. Además de ello, encontramos a un equipo con muchas ganas, tremendamente comprometido, entendiendo perfectamente lo que buscamos en estas reuniones... el alma del cocinero, en este caso el alma de un restaurante.

Compuesto de 10 platos y 9 referencias de vinos, que mi querido amigo Luis termino de redondear. 10 para 10. Un menú donde continuamente aparecían matices, algunos de ellos incluso entre cucharada y cucharada de un mismo plato. Propuestas de cocina global, fusionando aspectos de varias partes del mundo. Thai, China, Japonesa, Griega... terminando en propuestas más cercanas como la Vasca.

Llegamos y observo la sala llena al completo. Me gusta ver un restaurante así, aunque se pueda resentir el servicio, cosa que por cierto no ocurrió. Al final fueron más de cuatro horas y media de placer gastronómico...


Menú "Atrapaos"

* Almucupcakes. Champagne De Nauroy Brut Reserve. Pinot noir, meunier y chardonnay.

Versión cupcake del conocido bocadillo "Almusafes", cuyos ingredientes principales son sobrasada, cebolla y queso. Original recibimiento.


* Foierton. Fartón de masa madre y harina de boletus con crema de foie, y membrillo del Bierzo con ajo negro. Barbeito Boal Reserva. D.O.PMadeira. 

Otro entrante bastante curioso. Contrapuntos como la cebolla encurtida o el higo deshidratado aportan matices sorprendentes al plato.


Aparece en escena el primero de los vinos lusos seleccionados. Un estupendo semi dulce de Madeira, reserva de cinco años monovarietal de uva Boal.

* Ceviche nikkei en tres vuelcos .  Pedra Cancela 2.012. Uvas Encruzado y Malvasia seca. C.V.R. Dão. 


Asoma la ascendencia peruana de Ricardo. No podía faltar un ceviche en el menú, es este caso de atún y berberechos, integrando elementos no habituales en el plato tradicional como el aguacate. Para repetir.

Además, el vino fue uno de los blancos que mas me gustaron, y que ya conocía de una anterior visita.

* Bloody Mary  con sardina ahumada y sorbete de lima y apioSoalheiro 2.013. Alvarinho Vinho Verde.


Plato ya conocido por mi, una cascada de matices redondeada por la picante salsa Sriracha (muy popular en Tailandia). Aparece la globalización de la cocina.

* Brandada de anguila con vichysoise de leche de coco y curry rojoVadio 2.013. Cercial y Bical. D.O.C. Bairrada.


Uno de los platos que mas gustaron, según pude escuchar, junto con la espuma de alubias y el bacalao. Una brandada sabrosísima de anguila ahumada con una suave crema que la envolvia, rematada con un langostino casi crudo y una teja de sésamo

* Huevo cocinado a baja temperatura con titaina y atún en texturas. Branco da Gaivosa 2.011. Gouveio y Rabigato. D.O.C. Douro.


Sabores tradicionales como el pisto se funden con otros menos habituales aquí como las láminas de bonito seco o Katsuobushi.

* Espuma de alubias de Tolosa con sus sacramentos. Tapias Crianza 2.007. D.O.C. Valencia 100% merlot.


Platazo !!! La crema de alubias estaba... es difícil describir tanto sabor en un plato. Encontramos como tropezones un crumble de Gueña (embutido típico de Requeña) y piparras. Euskadi y Valencia se dan la mano en este plato. El pasado y el presente de Richi.

Sobre el vino, hay que comentar su historia. Producido por el padre de uno de los atrapaos, nos comentó que era la última botella que le quedaba y tenia ganas de compartirlo con nosotros. Evidentemente, no podíamos decir no a lo que consideramos un privilegio. Un vino que acompañó el plato con mucha dignidad.

* Bacalao club RaneroQuinta do Ribeiriño 2.008. Bical y Touriga Nacional. Bodegas Luis Pato. Vinho Regional Beiras.


Porción de bacalao (Gadhus en portugués) con estupendo punto de cocción, acompañado de una crema fantástica -mezcla de pil pil y vizcaina- y unos papeles  de perejil y pimentón.

Primero de los dos tintos portugueses catados. No solo se producen excelentes blancos, los tintos no tienen nada que envidiarles. 

* Solomillo de ternera gallega con trinchat y sabores de sidreríaCavalo maluco 2.009. Touriga Franca y Touriga Nacional. Península de Setubal.


Tiernas lonchas de carne con una cocción como me gusta, acompañado del trinchat envuelto en pasta Kataifi. 


En cuanto al vino, este "Caballo Loco" (traducción de Cavalo Maluco) casi me vuelve como su nombre. 

Y todavía faltaba el postre, si con todo lo comido hasta ese momento no era suficiente. Nuestro plato roto con tarta de whisky. Barbeito Malvasia colheita 2.000D.O.PMadeira.


Tarta al whisky con sus elementos preparados por separado, con un bizcocho de whisky de malta y su fina crema, junto a unas tejas comestibles.

Terminamos un menú 10 con un vino 10. Esta malvasía estaba que se salía !!!

Un rato de charla tras el café con Alfonso y el equipo de cocina al completo sirvió para inmortalizar el encuentro con unas fotos y felicitarlos por el trabajo realizado. Una experiencia que comenzó a las tres de la tarde y terminó pasadas las siete y media....

Hasta la próxima !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario