Mood Food Restaurant, Valencia. Donde el tamaño no importa.

Fecha de la visita: 29/08/2.014 viernes.

¿Que es Mood Food? También conocido como "la cocina de la felicidad", es un movimiento gastronómico que busca encontrar la felicidad a través de la ingestión de determinados alimentos. No sabría decir si Carlos Ruiz, chef y propietario, es seguidor de esta corriente culinaria, pero lo cierto es que hemos salido como dice el refrán "más feliz que una perdiz" de su pequeño local de la calle Comedias nº 5.



Carlos inicio su formación en el CDT de Valencia, con experiencias posteriores en Londres y varios locales de la ciudad (Oceanográfico, Mulandhara de Alejandro Platero, Samsha de Victor Rodrigo, etc.) desde hace aproximadamente un año ofrece su saber culinario en Mood Food.

Una barra con media docena de taburetes y una zona de cocina al final de esta, dos mesas para dos personas y una de cuatro. No hay mas espacios. Conclusión, es muy recomendable reservar para poder asegurarse sitio.

Teníamos reserva (su teléfono es el 963 154 890) en la barra, pero al llegar Carlos nos acomoda en la mesa de cuatro para suerte nuestra. El eterno problema de la gente con poca educación que reserva y después no se presenta, además de no molestarse ni en avisar, ha propiciado este cambio. Un asunto que se tendría que solucionar de alguna manera, pues se está jugando con el dinero de los profesionales hosteleros.

Aunque ofrecen un menú al mediodía compuesto, espero no equivocarme, de dos entrantes a compartir,  un arroz y postre al precio de 12,50 € sin bebidas, nosotros hemos optado por pedir algunos platos que nos habían recomendado amigos comunes de ambos, gente que sabe de lo que habla y de los que me fío con los ojos cerrados.

Los entrantes al centro, y el arroz hemos pedido solo dos raciones. Postre solamente uno para los tres, no podíamos más.

Gazpacho andaluz, con germinados y tostones. Fuera de carta, como parte del menú del día. Fresco y sabroso.


Tartar de atún con aguacate, alga wakame, semillas de sésamo y mayonesa de yogur con Tandoori Masala (mezcla de especias muy empleada en la cocina de India y Pakistán). Muy, muy rico, No lo habíamos pedido inicialmente pero Carlos nos lo ha ofrecido, cosa que le agradecemos.


Ceviche de fletan y pulpo, con zumo de lima, cebolla roja, pimiento y rocoto (tipo de ají picante oriundo del Perú). Fresco, acido, punzante, picante... se sirve uno mismo sobre hojas de cogollo.



Steak tartar de Buey. Uno de los platos más solicitados del local. Tierna carne de ternera/buey cortada a cuchillo acompañada de encurtidos. Servido con tostas para prepararte unos montaditos, su yema de huevo en el centro y  mostaza en grano aparte, se termina de mezclar en la mesa según el gusto del comensal. Aquí en la foto ya lo podemos ver preparado y desmontado. Mis chicas lo han encontrado en su punto de condimento y yo un "pelín" suave. Cada uno tiene su punto de sabor.


Arroz de "carrancs" (cangrejos). Melosito, como nos gusta. Correcto punto de arroz y suave sabor que le aporta el cangrejo y un buen fondo. 



De postre su Nube de queso y frutos rojos. Espuma que se deshace en boca, muy agradable de tomar.


Café.


Para beber hemos tomado agua mineral y una botella de Finca Collado blanco 2.013, de la bodega del mismo nombre situada en Alicante. Variedades Chardonnay  y Moscatel de grano menudo, con crianza de 3 meses en barricas nuevas de roble francés. No hay carta de vinos, la docena de referencias que hay están expuestas para que puedas elegir. Me ha parecido ver que también ofrecen servicio de vino por copas.


Un local que vale la pena conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario