Gelatería Central. Mercado Central de Valencia.

Me encanta comprar en los mercados. Es más, cuando viajo siempre me gusta visitar alguno de estos templos paganos de la alimentación.

Desde hace aproximadamente un mes mi amigo Rafa ha abierto en los puestos 305-307b una pequeña heladería artesana donde ofrece sus estupendos productos.

Ahora, la visita al Mercado se ha convertido en un pequeño ritual. Al llegar lo primero es pasar a saludarlo y charlar un rato, comprar una terrina y degustarla mientras paseo por los pasillos disfrutando de la visión del género expuesto. Al terminar, ya me dedico a adquirir lo necesario o lo que me "entra por los ojos".



El otro día le pedí que me contara algo sobre los helados que ofrece. Me comenta que su formulación no emplea bases neutras a la que se añaden sabores posteriormente. Cada uno de los sabores tiene su propia composición diferenciada desde el inicio, sin esos elementos “genéricos” que valen para todos los sabores.

Mientras charlamos, se abre mi memoria. Aparecen recuerdos de mi infancia. Cuando de pequeño mi padre me llevaba a tomar una Cassata helada en el local de Vicente Tacco en la calle de Játiva, frente a la estación de Renfe.

Además en Alzira, mi pueblo natal, estaba la fábrica donde elaboraban sin ninguna duda los mejores helados industriales de España: Avidesa, con sus creaciones más conocidas en aquellos tiempos (décadas de 1970 y 80) como podían ser el Sandwich de nata, el Crocanti (antepasado del Magnun), y el Apolo (precursor del Cornetto). También menciona los helados de Brustolon (todavía abiertos en Gran Vía Antiguo Reino) o en Godella los Helados Italianos del sr. Moncholí.

De este último maestro heladero provienen las fórmulas empleadas para elaborar algunos de los helados que ofrece; como el de Café expreso, el de Avellana o el clásico Mantecado....


De todo esto charlamos mientras voy catando las distintas cremas: Chocolate belga, profundo y astringente. La suavidad del Turrón de Jijona o la vainilla con higos y almendras tostadas, la sorpresa de la crema de pétalos de rosa...


Uno de los sabores que más gusta entre sus clientes, tanto locales como extranjeros que visitan el Mercado, es la crema de horchata con naranja. Valencia transformada en helado.

Pero no quiere quedarse solo en lo anterior. Sus helados "de palo" tienen una pinta que apetece comerlos.


También prepara sorbetes y dispone de otras especialidades como la horchata, la leche merengada, el café granizado. A quien no le gusta un Blanco y Negro (leche merengada y café granizado) o un Nacional (sustituimos la merengada por mantecado).


Y lo mejor de todo es que lo podemos encontrar todo el año...


Buen provecho !!!

P.D. Algunas de las fotos que ilustran esta reseña son del propio Rafa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario