Cerezas y melón con jamón.

Plato tradicional, al que intento actualizar su presentación. Rollitos de melón con jamón, cerezas salteadas también rellenas de jamón, sopa fría de melón con uva en la base, y crujiente de jamón. Perfecto para el verano.


Ingredientes:

Para la sopa, salen aproximadamente 300 ml. que nos sirven para varias raciones pues utilizaremos una pequeña cantidad al fondo del plato.

- 225 gr. de uva blanca.
- 175 gr. de melón piel de sapo.
- 30 ml. de leche entera.
- 60 ml. de nata líquida.
- Una pizca de Nuez moscada y Comino (ambos molidos) al gusto.
- 2 gr. de espesante alimentario para la textura de la sopa. Yo utilizo Gelespessa (opcional).

Para los rollitos de melón con jamón y el crujiente:

- Una rebanada de melón.
- Jamón serrano en lonchas.
- Para las cerezas salteadas:
- Cerezas.
- Mantequilla.
- Azúcar vainillado o azúcar y esencia de vainilla.

Elaboración:

Lo primero de todo es preparar las cerezas, pues tienen que estar frías a la hora de servir. Con la ayuda de un cuchillo en punta deshuesamos las cerezas con cuidado de destrozarlas lo menos posible.

Colocamos al fuego una sartén y fundimos una par de nueces de mantequilla a fuego suave. Añadimos después el azúcar, que funda un poco y las cerezas. Las saltearemos unos minutos removiéndolas con cuidado de vez en cuando.

Las pasamos a papel absorbente para eliminar el exceso de mantequilla o de líquido. Las rellenamos con un cuadradito de melón o un trocito de jamón para que no estén vacías por dentro. Esperamos que se enfríen y las dejamos en el frigorífico hasta el momento de emplatado.


Vamos con la sopa. Primer paso, cortar una rebanada de melón eliminando las puntas.


A continuación igualamos los laterales, buscando una forma rectangular y ángulos rectos. Quitamos las pepitas.


Eliminamos la parte superior.


Todos estos recortes los utilizaremos para la sopa.

Pelamos las uvas y quitamos las pepitas.


En un vaso de batidora colocamos el meón, la uva, y la leche. Le damos marcha para que triture. Añadimos la nata y volvemos  a darle marcha. Agregamos la nuez moscada y el comino, mezclando de nuevo.


Lo pasamos por un colador fino para eliminar tropezones y lo dejamos en un cuenco.

Opcionalmente, buscando una textura más densa, podemos añadir un poco de espesante alimentario. Yo utilizo Gelespessa, cuyos ingredientes son Maltodextrina y goma Xantana. Se puede encontrar por internet, en tiendas especializadas y en el supermercado de una cadena de grandes almacenes. Es tan sencillo como añadir el polvo y mezclar bien con la sopa. La dejaremos en la nevera para que enfríe.


Solo nos falta preparar las láminas de melón. Con la ayuda de una mandolina, o con un cuchillo bien afilado y mucho pulso, preparamos finas tiras de melón. Troceamos el jamón. Colocamos en un  extremo un poco de jamón y enrollamos. Ya tenemos nuestros rollitos. También podemos formar raviolis, de forma cuadrada. Reservamos en nevera.




Solo nos falta el crujiente de jamón. La manera rápida es prepararlo al microondas. Sobre un plato colocamos las lonchas de jamón entre dos hojas de papel de cocina absorbente. Terminamos con otro plato por encima para hacer peso. Un minuto a máxima potencia. Ya lo tenemos. Hacer inmediatamente antes de servir, está mucho mejor recién preparado. 

Ya podemos componer el plato. Tenemos cuatro elementos por separado y vamos a juntarlos en este momento.

Al fondo del plato colocamos un poco de la sopa, y sobre ella las cerezas y los rollitos dispuestos con armonía buscando la estética. Añadimos lascas del crujiente en el centro. Terminaremos decorando con unos brotes/hojas verdes/frutos secos como nos guste o tengamos en casa.



Buen provecho !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario