Gyözas a la plancha rellenas de morcilla de arroz, queso Brie, y nueces.

Con muy pocos ingredientes vamos a preparar un sabroso bocado, típico de la cocina china, que se ha extendido por todo el mundo.



Las Gyözas (en japonés), también conocidas como jiaozi en china y mandu en coreano, son una especie de empanadillas elaboradas con una fina masa que se sella con los dedos y rellena de lo que más nos guste. Se pueden cocinar de varias maneras, al vapor, hervidas en agua, o a la plancha (Yaki Gyözas) como en esta ocasión.

Ingredientes:

- Láminas de pasta para Dumpling. La podemos encontrar en tiendas especializadas o supermercados con productos orientales. Se puede sustituir por otro tipo de pasta muy parecida a esta, la Wonton, que es un poco más fina.
- Morcilla de arroz tipo Burgos.
- Una cuña de queso Brie.
- Nueces troceadas.


Elaboración:

Descongelamos las láminas de pasta que vamos a utilizar mientras preparamos el relleno. 


Pelamos y desmigamos la morcilla. Troceamos el queso y las nueces. Lo mezclamos todo en un cuenco. Ya tenemos preparado la farsa. Más fácil es casi imposible.


Con las láminas en una superficie lisa o sobre el banco de la cocina, colocamos un poco de nuestra mezcla en el centro de cada una de ellas. Humedecemos con agua la mitad de su perímetro y cerramos sobre sí mismas formando la empanadilla. Antes de sellarla haremos como unos pellizcos y dejaremos la base plana. Es importante que se queden bien cerradas.




Para cocinarlas vamos a necesitar una sartén con tapa. La ponemos al calor para que tome temperatura. Cuando está bien caliente, añadimos unas gotas de aceite y con la ayuda de papel de cocina lo extendemos sobre la superficie.


Colocamos las gyözas, que empezaran a freírse por su base. Las vamos controlando, se nos coloreará la parte de abajo. A continuación añadiremos agua, hasta que las cubran unos 3 milímetros desde la base. Tapamos y dejamos que terminen de cocinarse al vapor durante 7 u 8 minutos. Quitamos la tapa y dejamos que se evapore el agua restante que tengamos todavía.






Solo nos resta servirlas acompañadas, por ejemplo, de salsa de soja o unas gotas de aceite de sésamo. Yo las presenté con semillas de sésamo tostadas.



Buen provecho !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario