Calabacín crujiente.

Sencilla receta para un original snack. Buscando por la red llegué a esta receta que podéis encontrar aquí. Esta es mi versión.



Ingredientes:

- 1 calabacín.
- Queso parmesano rallado.
- Panko (pan rallado japonés).
- Semillas de sésamo y de chía.
- Orégano.
- Aceite de oliva y sal.

Elaboración:

Cortamos el calabacín en láminas finas con la ayuda de una mandolina o de un cuchillo afilado y mucho pulso. las colocamos sobre un papel sulfurizado en una bandeja de horno.


Con la ayuda de una brocha pintamos con aceite  las láminas por los dos lados.


En una bolsa de plástico mezclamos el panko, el parmesano, las semillas, el orégano y una pizca de sal (poca cantidad, pues el parmesano es salado). Removemos para que mezcle bien.



Vamos poniendo el calabacín dentro de la bolsa y agitamos para que la mezcla se pegue a su superficie y nos quede como un rebozado crujiente. Recomiendo no poner muchas cada vez.

Después de este proceso, las volvemos a colocar en la bandeja de horno, que ya lo tendremos precalentado a 180º. Introducimos la bandeja  mitad altura.



Ahora solo resta controlar que nos se nos quemen, solo que terminen tostadas y crujientes.


Retirar, dejar enfriar un poco y servir.

Buen provecho !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario