Volvemos al restaurante El Respirall en Alzira.

Fecha de la visita: 27/10/2.012 sábado.

Después de unos meses sin sentarnos en sus mesas teníamos ganas de volver a estar entre amigos en este local situado en una montaña próxima a la localidad de Alzira, donde siempre nos tratan de una manera fenomenal y les tenemos un especial cariño.



En una anterior entrada ya escribí sobre este local. Si queréis ver fotografías de su interior y de las preciosas vistas desde sus ventanales, os recomiendo pasaros por este enlace.

Trabajan con carta y menú. De lunes a viernes disponen de un menú mediodía al precio de 12 €, y para festivos otro menú al precio de 20€. Lo podeis consultar en su facebook.

En cuanto a la comida, es verdad que dos de los platos que tomamos la anterior vez también los hemos pedido en esta ocasión. Pero nos encantan y son fijos de nuestras visitas aquí.

Dejamos a su elección el resto de los entrantes y, después de las típicas aceitunas para picotear mientras pedíamos la bebida,esto es lo que sirvieron al centro de la mesa:

Ceviche de rollo de lenguado y salmón, servido en forma de carpaccio. Como amantes del pescado crudo, nos hubiéramos comido tres raciones. Estupendo.


La terrina de foie con mermelada de tomate. Un clásico.


Chipirones plancha con patatas violeta, almendras garrapiñadas y vinagreta de caramelo. El chipirón, tiernísimo, aderezado con sabores dulces. Llegó a la mesa con un cuenco pequeño de sal negra de lava por si necesitábamos el punto de sal. Atrevido.


Solomillo de ternera trinchado con Tabulé. La jugosa carne se deshacía en la boca.


Luego el arroz, el que tomamos siempre. Meloso de conejo, setas y foie. Acertadísimo punto de arroz, de sabor estaba impresionante. El mejor que nos han preparado desde que los conocemos. Aunque eran dos raciones, salieron tres platos con buena cantidad. Un arroz que recordaremos durante mucho tiempo. 



Pasamos directamente al café.


Para beber tomamos agua mineral, y dos copas de Hito C21 2009 y Mauro 2.009 que acompañaron de maravilla durante toda la comida. Dos Ribera del Duero espléndidos.

Hito C21 2.009, de las bodegas Cepa21. 100% Tempranillo, con 8 meses de crianza en barrica de roble francés. Intensa nariz, con carnosa boca. Frutas rojas y negras, tostados, regaliz.


Mauro 2.009, de las bodegas del mismo nombre. 90% Tempranillo y 10% Syrah, con 16 meses de barrica (francesa y americana).  Un vino complejo, con nariz predominante de frutos rojos. Boca glicérica y sedosa, con un final largo. De los que no se disfrutan todos los días.

Os recomiendo su visita si estais por la zona. Un restaurante para descubrir. Una agradable excursión sería visitar el Valle de la Murta y su monasterio por la mañana y después reponer fuerzas aquí.

En este enlace podeis encontrar otra visita a este local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario