Panzerotti de pasta Wonton rellenos de calabaza.

Dentro de las múltiples formas que adquiere la pasta italiana, una de ellas aunque no de las mas conocidas son los Panzerottis o empanadillas. Parecidos a los Tortellinis, pero sin enrollar. He vuelto a utilizar la masa de empanadillas orientales, al igual que en esta otra receta. En las dos, uno de los ingredientes principales es la calabaza asada, aunque en textura diferente.



Ingredientes:

- 1 paquete de pasta Wonton (24 piezas circulares).
- 275 gr. de calabaza asada.
- 30 gr. de parmesano rallado.
- Sal, pimienta, y una pizca de nuez moscada.


Para la salsa de queso:
- 100 gr. de queso de cabra.
- 1 vaso de leche desnatada fría.
- 1 cucharada de maizena (harina de maíz).
- Sal, pimienta y orégano.

Elaboración:

Lo primero es asar la calabaza. Se puede hacer al micro, pero queda muchísimo mejor prepararla al horno. Hacemos unos cortes de 1 cm. de profundidad mas o menos. Rociamos aceite de oliva por encima, que ayudará a realzar el sabor. La ponemos en la bandeja de horno con un poco de agua para evitar que tenga un poco de humedad. La mantenemos durante 90 minutos aproximadamente con el horno a 170º con calor arriba y abajo, hasta que veamos que está bien asada, y que al pincharla llegamos al fondo de la calabaza con facilidad.


Tenemos que esperar que se enfríe, para poder rellenar la pasta, por lo que hay que asarla unas horas antes de prepararlos.

Una vez fria, colocamos en un cuenco la pulpa de la calabaza y el parmesano. Salpimentamos y añadimos un poco de nuez moscada molida (opcional). Mezclamos bien.


Extendemos los círculos de pasta, y con una cucharita pequeña colocamos una pequeña porción en el centro (no hay que pasarse con la cantidad). Mojamos  un pincel o la yema de un dedo en agua, y humedecemos el borde de la mitad de la circunferencia de pasta. Doblamos por la mitad y presionamos para que quede bien pegado y no pierda el relleno al hervirlas, cosa que realizaremos durante 2 minutos en una cazuela con abundante agua hirviendo.




Escurrimos y emplatamos. Solo nos queda cocinar la salsa de acompañamiento, que en este caso para que resulte más ligera, no utilizo mantequilla  sino leche desnatada y maizena. Con esto nos quedará espesa.

Colocamos en un cazo 2/3 partes del vaso de leche y el queso desmenuzado. En la leche que nos queda en el vaso diluimos una cucharada de café de maizena o harina de maiz. Llevamos a hervor  la leche con el queso, y entonces echamos la leche con harina reservada. Salpimentamos. Removemos bien y veremos como la salsa se nos va espesando. Retirar y servir sobre los panzerotti.



Buen provecho!!!

1 comentario: