Sardinas en escabeche ligero.

Receta basada en una de Andrés Madrigal en su programa “Alta Cocina Low Cost”.



En casa nos encantan las sardinas, preparadas de todas las maneras. Lo único negativo, que tienen un montón de espinas.

Ingredientes para tres tapas: 

3 sardinas grandecitas.
½ cebolla.
1 zanahoria.
Vinagre de sidra y de vino blanco.
Aceite.
Agua.
Sal y pimienta en grano.
1 hoja de laurel.
Harina de trigo.


Elaboración:

Como siempre, muy sencilla. Lo primero es limpiar muy bien las sardinas y sacar los lomos, quitándoles la cabeza, las vísceras, las escamas y todas las espinas que podamos eliminar. Esto último lo hago con la ayuda de unas pinzas de depilar y mucha paciencia.


Lavamos los lomos con cuidado de no darle el agua con mucha presión, pues fácilmente los podemos romper, y las secamos. Los pasamos por harina y en una sartén con aceite los freímos durante muy poco tiempo por los dos lados. Sacamos y los dejamos sobre papel de cocina para que absorban el exceso de aceite. No poner mucha harina, pues este mismo aceite es donde cocinaremos después las verduras (cortadas en trozos pequeños) y utilizaremos como base del escabeche. 


Pochamos las verduras a fuego muy suave junto con los granos de pimienta negra, y cuando estén blandas añadimos los dos vinagres y el agua. Sobre las proporciones, todo depende de la cantidad de sardinas, el tamaño del recipiente y lo suave que nos guste. Podemos empezar con medio vaso de agua y otro medio de la suma de los dos vinagres. Probamos y si está fuerte añadimos un poco más de agua.


Agregamos la hoja de laurel partida por la mitad. Añadimos a la cazuela las sardinas y las tenemos unos 8/10 minutos. A nosotros nos gustan poco hechas, se aprecia mejor su textura. Pasando el tiempo, retiramos y pasamos todo a un recipiente donde dejaremos reposar por lo menos 6 horas. Con este tiempo el guiso mejora una barbaridad. 



Solo resta servir los lomos, añadir un poco de la verdurita por encima, un par de cucharadas de la salsa de escabeche... y a comer. 




Andrés añadía en su receta a la hora de servir un poco de anacardo rallado por encima, pero si no tenemos pues tampoco pasa nada. 

Buen provecho !!!

3 comentarios: