Bizcocho de maíz con guacamole y anchoa.

Tomando la idea de un plato probado en el Restaurante Ciro, he preparado esta versión de la tapa.



Ingredientes:

Para 18 bizcochitos:

- 100 gr harina integral
- 25 gr azúcar o 2 sobres de edulcorante (sacarina)
- 1 huevo.
- 8 gr levadura royal.
- 100 ml leche.
- Sal al gusto.
- 40 ml aceite.
- 70 gr maiz dulce triturado.

Para el guacamole:

- 1/2 aguacate mediano.
- Sal
- El zumo  de ¼ limón.
- ½ cebolla pequeña francesa.
- ½ tomate pequeño, en este caso de la variedad kumato.
- 1 diente ajo.

Elaboración:

Tamizamos la harina y la mezclamos en un cuenco con el azúcar/sacarina y la levadura. Trituramos el maíz dulce con la batidora. Batimos el huevo.



En otro cuenco mezclamos el aceite,  el huevo batido y la mitad de la leche. Vamos añadiendo poco a poco la mezcla anterior con el resto de los ingredientes mientras removemos sin parar.  Terminamos  con el maíz triturado y el resto de la leche. Continuamos removiendo hasta tener la masa del bizcocho formada. Hay que tener en cuenta que el maíz en conserva es dulce, por lo que no os importe ser más bien generosos con la sal o no añadirle casi azúcar. Los bizcochos tienen que ser no muy gruesos y más bien salados.



En unos moldes de silicona, agregamos una cucharada de esta masa en cada posición. Con el horno precalentado a 180 º los mantenemos hasta tener los bizcochitos cocinados, según hornos podía ser entre 15/20 minutos aprox. 


Desmoldar y reservar cuando estén fríos. Ya tenemos la base de la tapa.



Para el guacamole, hay infinidad de recetas por internet. De la manera siguiente quedó muy suave.

Abrimos el aguacate por la mitad y vaciamos la carne de una de las partes. Cortamos el ajo, la cebolla y el tomate (vaciado de pepitas) en trocitos pequeños. Reservamos algunos trozos de este último para el final del plato. Lo juntamos todo en el vaso de batir, añadimos una pizca de sal y le damos hasta obtener una crema fina.



Solo nos resta montar el conjunto, el bizcocho de base, un poco de guacamole por encima y terminamos con un trozo de anchoa (secadas con papel vegetal para eliminar el aceite sobrante). Podemos añadir un par de granos de maíz y trocitos de tomate para decorar.  En la foto además llevan polvo de quicos por encima y un combinado de frutos secos para enlasada repartidos por el plato. Pienso que hubiera ganado este bocado con anchoa o sardina ahumada, pero no siempre se tiene lo que se quiere.




Buen provecho !!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario