Cata bodega Celler del Roure en Beals.

Fecha de la cata: 01 de marzo de 2012

Muchísimas personas tenemos una serie de tiendas de confianza, donde compramos habitualmente,  ya sea por la atención, la calidad de sus productos, o sus buenos precios. Si además la tenemos cerca de casa, pues mucho mejor.

Esto es lo que me sucede con Bodegas Santander, en Valencia. En sus dos establecimientos podemos encontrar una gran variedad de referencias de vinos y licores, a buenos precios. 


En su local de la calle Alzira organizan con asiduidad catas y degustaciones de los productos, con participación en muchas ocasiones de sus dueños o enólogos.

Esta vez disfrutamos de la bodega Celler del Roure  de Moixent, con la charla/cata por parte de su propietario Pablo Calatayud. Conocida por sus dos referencias tintas “Maduresa” y “Les Alcusses”, en esta ocasión nos presentaba un blanco y un nuevo tinto que han sacado este año al mercado.

Cullerot 2010 blanco. 

Ensamblaje de cinco variedades de uva:  Macabeo 25%, Malvasía 25%, Pedro Ximenez 10%, Verdil 5%, Chardonnay 35%, con grado alcohólico de 13º.

La particularidad de este vino, es su crianza. No se realiza en barrica, sino en tinajas de barro donde el vino reposa durante 6 meses antes de su embotellado.

Hace un tiempo encontraron  en la finca una cueva con 97 tinajas en su interior, enterradas en el suelo. Estas son de varias capacidades que van desde 600 a 2500 litros aproximadamente. Se pueden observar  tres secciones de tinajas, que corresponderían a sucesivas ampliaciones. Con una temperatura casi constante de 15º y 80 % de humedad, se cree que las mas antiguas pueden datar del s. XVII.

Lo de elaborar vino con tinajas de barro ha sido un procedimiento que se ha perdido en el s. XX, pero recordemos que los romanos y griegos ya usaban ánforas para el vino. Entonces, ¿Por qué no retornar a los orígenes y volver a elaborar de esta manera? Luego de un cuidadoso proceso de limpieza, Pablo nos comentó que actualmente tienen 20 tinajas llenas con este Cullerot y otras pruebas. Este del 2010 es la 2ª añada que realizan, pero es la 1ª que sale embotellada a la venta al público. Cullerot en castellano significa renacuajo.


 Setze Gallets 2010

La segunda parte de la charla fué la presentación del nuevo tinto de la bodega: un vino joven con una atrevida presentación a la que no estamos acostumbrados en un vino de calidad. Se presenta en un pack de 4 briks de 75cl de original diseño, o en botella tradicional de vidrio.

Coupage de Garnacha Tintorera (Alicante Bouschet), Monastrell, Mandó y Merlot, con graduación alcohólica de 13º.

Aquí Pablo nos propuso un pequeño juego. Una cata ciega con dos copas de vino. Después de catarlo, había que elegir el mas nos gustara. Luego de las votaciones, nos informó que era el mismo vino, en una copa servida de la botella y en la otra del brick. Por un margen de 5 a 3, ganó el brick. Comentó Pablo como curiosidad que en las últimas catas donde había realizado este mismo juego, siempre había ganado el brick por estrecho margen.


Daniel Nebot, conocido diseñador castellonense, está detrás del concepto de este envase. Pablo confesó que el proyecto original era sacarlo al mercado solo en formato cartón, aunque al final optaron por lanzarlo al mercado también en botella.




Pablo nos entregó a los asistentes un texto sobre cuáles son los motivos para el nacimiento de este vino. Os lo pongo por si teneis curiosidad.

setze raóns per setze gallets
[16 razones para elaborar  este vino y para apostar por los envases de cartón]
1. Porque queremos elaborar un vino para todos los días. Llevamos 10 años elaborando dos vinos tintos, uno para días especiales (les Alcusses) y otro para días muy especiales (Maduresa). De ahora en adelante queremos elaborar  también un vino para todos los días. Un vino más asequible a un precio más acorde con los tiempos que corren y adecuado para esas ocasiones en las que el vino no puede o no debe ser tan especial.
2. Porque podemos elaborar un vino para todos los días. Con la ampliación del año 2006, el tamaño de nuestra bodega es más que suficiente, tenemos viñedos propios a los que podemos dejar un poco más de uva para bajar el coste de producción y, si nos hicieran falta, también podemos comprar en la comarca uvas muy aptas para este vino.
3. Porque pensamos que puede tener buena aceptación. Además de juventud, sencillez y equilibrio, setze gallets tiene mucha garnacha tintorera, mucha monastrell, bastante carácter y un precio muy bueno. Los precios recomendados de venta al público en tienda son: 5 euros por una botella de vidrio de 750 ml y 16 euros por un pack de 4envases de cartón de 750 ml (la botella de les alcusses cuesta alrededor de 9euros y la de maduresa, alrededor de 16 euros].
4. Porque es bueno para Celler del Roure. Este nuevo vino nos ayuda a completar nuestra gama de vinos, a adaptar nuestra oferta a la nueva demanda, a mejorar la calidad de nuestros vinos les alcusses y maduresa, a estar mejor preparados para convertir nuestras uvas en vinos interesantes y fáciles de vender.
5. Porque es bueno para el sector del vino. Si conseguimos que los envases de cartón lleguen a estar un poco mejor vistos (y no sigan como hasta ahora asociados exclusivamente a los vinos más baratos del mercado) estamos ayudando a romper barreras, estamos dando al consumidor y al productor más opciones y estamos facilitando el consumo de vino que ahora mismo en España ronda los 10 litros por habitante al año (hace 10 años estaba en 50 litros/hab/año y hace 30 años, en ¡¡70!!)
6. Porque nos gustan los retos. Si el cartón es tan bueno y se utiliza tantísimo para envasar leche, zumos y muchos productos de muy buena calidad con los que nos alimentamos a diario, ¿por qué no va a ser bueno para el vino? Hacerse esta pregunta es fácil. Lo que no es tan fácil, y menos para una pequeña bodega como la nuestra, es sacar al mercado un vino envasado en cartón. Vamos a ver si podemos.
7. Porque el envase de cartón pesa poco, ocupa poco y es muy fácil de usar. Comparemos lo que cuesta abrir, mover de un lado a otro, meter en cualquier despensa o en cualquier hueco de la nevera, o llevar a su punto de reciclaje, un envase de cartón de 750 ml y lo que cuesta hacer esto mismo con una botella de vidrio de 750 ml. ¿Cuánta leche dejaríamos de beber si sólo existiera leche en botella de vidrio y tuviéramos que buscar un sacacorchos para servirnos un vaso?
8. Porque el envase de cartón facilita el transporte y el reciclaje. Un palet de vino en botella de vidrio pesa mil kilos: quinientos kilos de vino y quinientos kilos de vidrio. La misma cantidad de vino en envase de cartón pesa la mitad y ocupa lo justo y necesario. Las ventajas medioambientales del cartón frente al vidrio, siendo ambos envases reciclables, proviene del cálculo de la huella de carbono y de las elevadas emisiones de CO2 en el transporte en el caso del vidrio, desde el punto de fabricación de las botellas a las bodegas, de aquí a los centros de distribución y consumo y de aquí a las plantas reciclaje.
9. Porque tenemos a Elopak. Empresa multinacional con sede en Noruega. Produce anualmente 10 billones de envases Pure Pak (los del tejadillo). Después de estudiar diferentes alternativas, con la generosa colaboración de los departamentos técnico y comercial de Elopak España, optamos por su envase Pure Pak 750 ml que garantiza la conservación de nuestro vino con los más altos estándares de calidad.
10. Porque tenemos a Dafsa. Joven empresa valenciana con sede en Picanya. Nuestros amigos de Dafsa han creído en el Proyecto desde sus inicios y nos han ayudado a encontrar el punto óptimo de proceso y envasado para preservar la calidad de nuestro vino. Dafsa envasa anualmente en cartón más de 550 millones de envases entre zumos de frutas, gazpachos y horchatas para la cadena de alimentación Mercadona.
11. Porque tenemos a Josep Lluís Pérez. Nacido en Quatretondeta [Alicante]. Biólogo. Impulsor de la revolución del Priorat. Propietario, junto con su familia, de Mas Martinet. Iniciador del proyecto Cims de Porrera. Asesor vitivinícola. Docente, comunicador e investigador nato. Josep lluís nos metió esta idea en la cabeza.
12. Porque tenemos a Daniel Nebot.Nacido en Barracas (Castellón). Graduado en artes aplicadas. Impulsor de iniciativas que hicieron de Valencia un centro del diseño español. Fue Premio Nacional de Diseño en 1995 y puede considerarse una representación con acento singular del diseño mediterráneo actual Dani lo diseña y lo resuelve todo.
13. Porque tenemos muy buenos clientes. Sólo en la Comunidad Valenciana, tenemos más de mil pequeños y medianos clientes, propietarios o responsables de tiendas especializadas y restaurantes, que llevan más de diez años comprando, vendiendo y recomendando nuestros vinos. Este es nuestro gran tesoro.
14. Porque tenemos muy buenos amigos. Solo, no puedo. Con amigos, sí. Esto lo aprendimos de pequeños en Barrio Sésamo. Muchas gracias a todos los que disfrutan bebiendo nuestros vinos con moderación, o como decía mi abuela Pilar, “en coneiximent” (con conocimiento).
15. Porque tenemos muy buen equipo. Antes hemos dicho que podemos hacer estos vinos porque tenemos buenos viñedos y una buena bodega. Se nos ha olvidado decir lo buena que es toda la gente que trabaja en Celler del Roure.
16. Y porque nos gusta el nombre que le hemos puesto. Según mi padre, el “gallet” era la moneda de 5 céntimos de peseta, la de 10 céntimos era el “chavo” y la de 25, el “quinzet”. En castellano, perra chica”, “perra gorda” y “real”. “Setze gallets” son “dieciséis perras chicas” y “vint gallets”, una peseta. Un pack de 4 envases de 750 ml de setze gallets debe costar al público 16 euros, de manera que el nombre de nuestro nuevo vino joven lleva medio implícito el precio de venta al público y de alguna manera manifiesta nuestra voluntad de ofrecer a nuestros clientes y amigos un vino muy asequible.

La parte final de la cata, la dedicamos a probar un vino todavía en proceso de formación. Un tinto 100% de la variedad Mandó (autóctona de la zona), de la cosecha 2009 con 14 meses de crianza en tinaja. Un vino según sus palabras un poco rústico, sin acabar... donde, evidentemente, el toque de la madera no existe. ¿Podemos entender que es un vino que al final tendrá un sabor mas puro? El tiempo y la experiencia de Celler del Roure nos lo dirá.


Bodegas Santander la podemos encontar en la  calle Santander nº 4 de Valencia, junto a la Avenida Gaspar Aguilar. 

Beals Cash&Carry está en la calle Alzira nº 15, también en Valencia.

1 comentario:

  1. Hola!!

    Antes de nada felicidades por tu blog, me ha encantado y ya tienes una nueva seguidora.

    He comprobado que tu blog cumple con los requisitos del CÓDIGO DE COCINA HONRADA, más de 100 blogs de gastronomía ya lo tienen!

    Te dejo el enlace por si te interesa insertar este reconocimiento:

    http://www.cocina-casera.com/2011/12/codigo-de-cocina-honrada-para-blogs.html

    No olvides hacerme saber que los has insertado escribiendome a beacocinera@gmail.con la el nombre y la dirección de tu blog para UNIRTE AL LISTADO!

    Gracias por hacer una cocina honesta y original.

    ResponderEliminar