Diario de un astronauta frustrado en la Nasa.

Desde pequeño, siempre que salía en la tele una noticia del espacio me quedaba pegado a la pantalla. Unos años después, me sucedió lo mismo con el video de Police y su canción Walking On The Moon.


Este video fue filmado en el Kennedy Space Center el 23 de octubre de 1979. Cuenta con los miembros de la banda mientras se muestra un cohete espacial Saturno V durante toda la canción, intercalado con imágenes de la NASA. También aparecen sentados en un módulo lunar. En la actualidad, hay un hangar inmenso donde podemos encontrar el Saturno V, el modulo lunar, y otros muchos objetos más en su interior. 



Era un cohete desechable de múltiples fases y de combustible líquido, de más de 100 mtrs. de largo, usado en los programas Apolo y Skylab de la NASA. Su diseño estuvo a cargo de Wernher von Braun. Fue el más grande de la familia de cohetes Saturno.

Y por supuesto, mi reloj preferido es el Omega Speedmaster Professional, el primer reloj que se paseó por la Luna y cronómetro oficial del programa Apollo.

Resumiendo, que era uno de mis destinos soñados, de esos que piensas… quizá algún día pueda estar allí. Y a veces los sueños se hacen realidad…

Agosto de 2.009, después de disfrutar durante cuatro días de los parques de Disneyworld, visitamos la NASA.

La primera parada está fuera del complejo Kennedy, unos kilómetros antes de llegar a él, donde podemos encontrar el museo del salón de la fama, el Hall of fame del KSC. Dentro podemos encontrar capsulas espaciales, trajes, el ordenador que llevaba el Apollo XI, muchas fotografías de astronautas, los Omega Speedmaster originales con su correa de velcro, etc. También te puedes montar en un pequeño simulador que empieza a girar a una velocidad elevada y que por supuesto sales con un mareo bastante grande. Han situado a la entrada una tienda donde poder comprar los típicos objetos y camisetas.



Una vez visitamos este museo, nos dirigimos a lo que es el KSC propiamente dicho. Es una superficie inmensa de terreno. En la recepción tienes varios edificios con tiendas, cafetería y un cine Imax donde proyectan películas en este formato panorámico. También pudimos asistir a una conferencia de una astronauta, ya que todos los días las realiza alguno de los miembros de sus miembros. Eso sí, en inglés.

Destaca en esta zona de la entrada el llamado “Jardín de Cohetes”, el Rocket Garden, donde han “plantado” unidades de varios modelos como si fueran arboles en un jardín.



Una vez vista esta zona, el resto lo tienes que hacer en autobús, que te llevan a diferentes zonas según la ruta que elijas. Nosotros realizamos una donde primeramente te pasan por delante del edificio más famoso del complejo, donde están prohibidas las visitas: Es el edificio donde se ensamblaban los cohetes, y desde el cual sobre enormes ruedas oruga eran llevados a las plataformas de lanzamiento. Las fotos están hechas desde el bus, ya que este no para cuando circula por delante.




Nos llevaron a un mirador donde puedes ver diversas plataformas de lanzamiento. Nosotros coincidimos con un próximo despegue de un transbordador, y lo pudimos intuir ya en la rampa, aunque eso sí, a muchísima distancia. Aunque parezca cerca, la foto está tirada con el zoom a tope.




Después, vuelta al autocar y fuimos a visitar el edificio donde está recreado el centro de control original de las misiones Apollo. Al visitar este lugar, me entró un cosquilleo especial. Lo que había visto tantas veces en televisión y cine, por fin lo podía ver en persona.

La última etapa de la visita, fue al enorme hangar donde está situado el cohete Saturno V, junto a otros objetos de la era espacial, desde cápsulas y el modulo lunar Rover, hasta el vehículo donde transportaban a los astronautas.











Luego de comer en la cafetería de este edificio, volvimos a la zona de entreda. Estuvimos visitando un transbordador Space Shuttle, que se puede vistar por dentro. Frente a el, hay un edificio donde hay una atracción que simula un lanzamiento espacial. Aquí había bastante cola y tuvimos que esperar un rato. A la salida, habían mas objetos y trajes. Aquí podemos ver una de las versiones con la mochila propulsora autónoma.



Al terminar, fuimos hacia la salida, pues ya era la hora de que nos recogieran y volver a nuestro hotel en Disneyworld a más de hora y media de distancia de allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario