Londres 2.011 - 07 de agosto. Paseo por el Támesis, meridianos y visita a Fifteen London de Jamie Oliver

Antes de las 9 ya estábamos en el muelle para tomar el barco de la compañía Thames Clipper que nos llevaría a Greenwich desde la parada de London Eye. El primero era las 9,38 por lo que nos tocó esperar. Para variar, echamos unas fotos.




Agradable paseo de aprox. 40 minutos y llegamos a nuestro destino. Paseamos por la zona del hospital naval, y entramos en algunas de las estancias como pueden ser la capilla y un gran salón todo pintado donde se filmaron escenas de una de las películas de Piratas del Mar Caribe. Como curiosidad podemos ver que al lado de la oficina de información hay un bar donde fabrican su propia cerveza. Era demasiado pronto, de otra manera hubieran caído unas cuantas pintas. También vimos una placa en el suelo que recuerda que ese lugar fue donde nació Enrique VIII (en un palacio que fue derruido cuando construyeron el hospital naval).








Esta foto es de la Queens House, casa de vacaciones de varias reinas inglesas. El proyecto original del hospital tuvo que modificarse pues la reina le dijo al arquitecto que de ninguna de las maneras ella se quería quedar sin vista al rio, por eso está partido en dos mitades simétricas y al fondo podemos ver la casa.




Respecto al tiempo, se pasó toda la mañana lloviendo/nublado/sol/lloviendo/nublado/sol lo cual en el fondo es un poco molesto, pero estamos en Londres y es lo que hay. Lo podéis ver en las fotos siguientes. En un mástil a lo más alto del observatorio, hay una bola de color rojo que en una foto está en la parte de abajo, y en la otra en la de arriba. Es una curiosa historia: todos los días un minuto antes de las 13 horas suben la bola y a las 13 h. en punto la dejan caer. Esto servía en tiempos antiguos para que los marineros que surcaban en río comprobaran si sus relojes estaban en hora.




Intentamos ver el barco Cutty Sark, pero todavía continua en proceso de restauración a causa del incendio que sufrió en 2007 precisamente mientras se estaba restaurando. El Cutty Sark fue, en 1869, uno de los últimos veleros de tipo clipper en ser construidos. Fué destinado al comercio de té que, en aquella época era muy activo en las líneas entre China y Londres.


Subimos la cuesta de la pequeña olina del parque hasta llegar al Royal Observatory. Ojo, el último tramo antes de llegar a el tiene una inclinación muy respetable. No entramos dentro pues hay que pagar 10 £ total para hacerse la foto en la línea. Nos centramos más en las vistas que podemos ver desde lo alto. Tienes la ciudad a tus pies, abarcas desde la City, Canary Wharf al centro y el recinto del O2 London Arena a la derecha.




Canary Wharf es un gran complejo de negocios de Londres, situado en la Isle of Dogs (Isla de los Perros) en el barrio londinense de Tower Hamlets. Aquí se encuentran los tres edificios más altos del Reino Unido: One Canada Square (también conocido como la torre de Canary Wharf) con 235,1 metros de altura y las torres de HSBC, adquirida por Metrovacesa por 1.600 millones de euros, y Citigroup Centre, ambas de 199,5 metros de altura.


Entre 1802 y 1980, la zona fue uno de los puertos más concurridos mundialmente, llegando a tener hasta 50.000 empleados. Canary Wharf toma su nombre a partir del comercio marítimo con las Islas Canarias.


Durante la Segunda Guerra Mundial, el puerto fue bombardeado y casi todos los depósitos de mercancías fueron destruidos. Tras una breve recuperación en los años 1950, la industria portuaria comenzó a declinar, provocando el cierre del puerto.




El O2 se construyó con el nombre oficial de Millenium Dome para  albergar una importante exposición celebrando el comienzo del tercer milenio. Esta exposición abrió al público el 1 de enero de 2000 y se clausuró el 31 de diciembre del mismo año, si bien el proyecto y la propia exposición fueron objeto de considerable controversia política y no atrajo al número de visitantes esperado en su planificación presupuestaria. En 2.005 cambió de nombre al comprar los derechos la empresa de telefonía O2 plc al antiguo promotor. Actualmente se utiliza como recinto multiusos para competiciones deportivas, conciertos, etc.




Una vista panorámica desde lo alto de la colina.




Seguimos con tiempo inestable y al caer un pequeño chaparrón nos metemos en el Museo Naval. Podemos ver popas de embarcaciones, lanchas, motores navales, y la famosa casaca del Almirante Nelson con el agujero de bala que le causó la muerte.




Terminamos la mañana paseando por la calles de esta zona. Por ejemplo vimos un bonito mercado con mucho ambiente, donde los puestos de bisutería, decoración, antigüedades, etc. convivían con los de comida. Por supuesto, no podía faltar el de paella "valenciana".


La mañana tocaba a su fin, ahora había que ir a comer. En la etapa anterior dije que Highgate era uno de los destinos más esperados por mí. El otro lugar era hoy. Íbamos a comer a Fifteen, el restaurante de Jamie Oliver. Está en el de15 Westland Place, en una zona alejada del centro turístico situada al norte de la ciudad.


Para los que no sepan quién es, Jamie Oliver es un joven cocinero ingles famoso en su país por, entre otras cosas, intentar introducir la dieta mediterránea en Inglaterra. También pelea por cambiar la dieta de los niños en los colegios ingleses, basada en grasas, fritos y pocas frutas y verduras. Sus programas de televisión son vistos en muchos países. En España se pueden ver en Canal Cocina en la televisión por cable.


Tiene dos cadenas de restaurantes. Fifteen y Jamie’s Italian. Este último son 23 restaurantes repartidos por toda Gran Bretaña, y dos en el extranjero que están en Sidney y Dubai. El tipo de comida es por supuesto italiana, de pasta, verdura y carne y pescados poco grasos. Fifteen está en Londres, Cornwall (en Gales) y Amsterdam.


Fifteen tiene un tipo de comida muy parecida a su cadena de italianos, pero lo importante aquí es que los locales son una de una fundación creada por Jamie. Ejerce como una escuela para jóvenes cocineros. Cada año entran a trabajar quince jóvenes de ambos sexos (por eso el nombre que significa quince en inglés) de entre 16 y 24 años que están durante un año aprendiendo cocina, servicio,  etc asesorados por profesores que trabajan con ellos para al finalizar su estancia poder tener un futuro profesional. Son gente que proviene sobre todo de ambientes de exclusión social. Todos los ingresos que obtiene revierten en la propia fundación.Los platos son como su estilo de cocina, sin ninguna sofisticación, muy de ir por casa.




Salimos del metro y de pronto empieza a caer un chaparrón que nos obliga a estar un rato refugiados bajo techo de un edificio, pero al ver que no paraba y se nos hacia la hora de la reserva, terminamos andando bajo la lluvia. Llegamos y el local tienes dos comedores: el sótano es más formal y la planta baja el ambiente es más distendido y más barato. Lo llaman la Trattoria y es donde teníamos la reserva. Pedimos dos platos de antipastis italianos al centro, uno de fiambres y el otro de verduras a la plancha, y luego cada uno un plato principal que fueron tres de rissoto con frutos del mar y uno de pasta a la bolognesa . Pedimos pan y nos sacaron de tres clases distintas junto a una botella de aceite para mojar. Con botella de vino blanco italiano (que bueno estaba, lo malo fueron las 21 £ de coste), agua y café, nos salió por 115 £. La factura más cara que pagamos en toda la semana.






Al terminar la comida, ya era bastante tarde pues teníamos reservada la mesa a las 14,30 h. y nos encaminamos al hotel a recuperar fuerzas antes de cenar como todas las tardes.


Queríamos cenar en un restaurante español que había leído por la red, pero al llegar estaba cerrado al ser domingo. De eso nos enteramos al día siguiente cuando volvimos a acercarnos y cenamos allí.


Recordé que cuando buscaba hotel, dentro del Park Plaza County Hall hay un restaurante japonés llamado Ichi. Según su web se pronuncia “eeechi”. Como nos gusta la comida oriental, hacia allá que nos encaminamos.


El hotel está muy bien. Edificio redondo , nuevo, con un hall acristalado que ocupa toda la pared de hotel  con vistas al Big Ben. El restaurante es pequeño (7 u 8 mesas) y la verdad es que estuvo todo buenísimo. La calidad del pescado superior. Tomamos una bandeja de 18 piezas de sushi variado, 2 sashimi de atún, 2 sashimi de salmón, 2 aguas grandes y 4 postres - entre ellos 2  mochi (es un pastelito hecho de arroz glutinoso molido en una pasta y después moldeado que se toma principalmente en el año nuevo japonés. Esquina inferior derecha de la foto) -. Nos costó con el 12,5 % de servicio incluido 75 £.




Al lado de la entrada al restaurante vimos estos curiosos sillones. Al fondo podemos ver el Big Ben.




Al terminar, dimos una vuelta por la ribera del rio y nos fuimos a descansar.


Información adicional:

Thames Clippers (inglés)           Greenwich (inglés/castellano)           Meridiano Greenwich

Royal Observatory           Fifteen London (inglés)           Ichi Sushi & Sashimi Bar (inglés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario